¿Cómo nace la Joan Jubany?

Joan Jubany es el alma, el espíritu y el principal motivador de esta travesía.

 

Todo empieza una tarde de julio del año 2009 en Costuix, Àreu (Catalunya). Desde aquí, observando el Monteixo y el conjunto de montañas de la Vall Ferrera, Joan y yo nos preguntamos si sería posible enlazar todas estas cumbres en menos de 24 horas. A Joan, con sus 88 años y conocedor este valle como la palma de su mano, le parece un reto totalmente imposible. A partir de ese día empiezo a estudiar la ruta y a pensar cómo unir todas estas cimas. Finalmente, después de siete años de esfuerzo y sacrificio, nace esta travesía conocida como “la Joan Jubany”.

¿Qué es la Joan Jubany?

Es una travesía circular de 56’5 km con un desnivel positivo de 6.590 m, que une 29 o 30 cumbres de la Vallferrera (según si se asciende o no la Pica Estela), y que transcurre íntegramente dentro del Parque Natural del Alt Pirineu (Pallars Sobirà). El punto de salida y de llegada es la plaza mayor de Àreu (1.220 msnm). La hora de salida es totalmente libre. La dirección de la ruta debe ser la contraria a las agujas del reloj, es decir, la salida correcta es desde Àreu dirección al Monteixo. Por tanto, una salida de Àreu dirección Costuix no es válida.
Destacar que se trata de una ruta de alta montaña, exigente y técnica, apta solo para quienes busquen algo distinto y salirse de las aglomeraciones de las carreras actuales. Si quieres vivir sensaciones fuertes, descargar adrenalina y ponerte a prueba, este es tu reto.

La ruta

Ruta francamente espectacular que alcanza los picos más altos de Catalunya. La altitud mínima es de 1.220 m (Àreu) y la máxima 3.143 m (Pica d’Estats). Con altitud media de 2.400 m que permite coronar 25 cumbres de más de 2.000 m y 5 superiores a los 3.000 m. El Circ de Baiau y el Circ de Baborte, unidos en una misma jornada, pasando por la mítica Vía Gabarró de la Pica d’Estats, techo de Catalunya. Aristas, lagos, colores y sensaciones que jamás olvidarás.

 

La temporada para poder hacer esta travesía en modalidad running es relativamente corta. La mejor época es entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Aun siendo temporada estival, no olvidemos que se trata de un terreno alpino de alta montaña, por lo que los cambios de tiempo pueden ser rápidos y violentos. El principal problema de esta época del año son las tormentas de verano, especialmente las eléctricas. Por último, remarcar que ante cualquier duda o imprevisto, ya sea por condiciones físico-mentales, naturales de la propia montaña o meteorológicas, se recomienda perder altura rápidamente y abandonar.